Última carta a un héroe

por | 1 junio, 2017

¿Cómo decirle adiós al maestro?

La respuesta es nunca hacerlo… ya que vivirá en su legado.

La forma de mantenerlo vivo es haciendo lo que toda su vida nos enseñó.

Ya que si no lo hacemos… ¿De qué sirve que le llamemos maestro?

¿De qué sirve que nos sentemos a llorar y a ver cómo sigue derramando sangre Guatemala?

¿De qué sirve ver cómo se infecta y gangrena la moral y nuestro juramento?

Todo lo contrario…

Al maestro hay que seguirle los pasos, por más putrefactas que las cosas parezcan usted hubiese dicho:

Amplíen la cobertura, démosle a esta miseria cobertura de amplio espectro, que incluya: fuerza, empatía, honestidad, voluntad, sensibilidad, objetividad, humildad, liderazgo y así un sinfín de cualidades que usted lleva en su genotipo, del que debieran haber transposones y mutar el ADN miserable por ADN de guerrero!

Guerreros necesitamos! Y usted se encargó de repartir los planos para que diseñemos nuestras armas.

 

Esto no termina aquí maestro, con su partida inicia…

Sus huellas quedaron talladas en el camino que ahora nos toca recorrer dejándonos el mapa.

Y… es que no se va porque usted no está hecho de carne y hueso, usted está hecho de material indeleble, sin fecha de caducidad, usted está forjado con acciones, por fuerza, por lucha, por entrega.

Usted maestro hizo historia, hizo de sus sueños las realidades que ahora apreciamos, de la nada, de la ignorancia y de la pobreza extrajo esperanza, esperanza para los desahuciados, esperanza para los vulnerables.

usted maestro, es y seguirá siendo un héroe, un héroe real en tiempos vanos.

Por eso y más seguirá vivo en nuestros corazones, en cada optimismo y en cada vereda recta que podamos andar.

Eterna vida a nuestra leyenda tangible.

Eterna vida a nuestro querido maestro, Carlos Mejía Villatoro.

Por: Evelyn Consuelo Aldana Barientos – Residente III de Medicina Interna, Hospital Roosevelt

Un pensamiento en “Última carta a un héroe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *