Fotoprotección

por | 18 abril, 2017

Dra. Jimena M. Pinto 1, Bach. Sully M. Flores 2, Bach. Londy A. Castillo 2, Dra. Azucena Hernández 3

1 Residente 1 Medicina Interna, Hospital Roosevelt. 2 Médica externa, HR. 3 Médica externa, HR. 4 Dermatóloga HR.

El sol es indispensable para  el ciclo de la vida,  y nuestro organismo depende de él   para muchas funciones vitales,  además,  no se puede negar que un dia soleadao mejora el ánimo y permite la realización de diversas actividades,  sin embargo,  es importante saber cómo aprovechar estos beneficios sin que causen  daños colaterales por la sobreexposicion solar.

El sol emite diferentes tipos de rayos: rayos ultravioleta A (UVA), B (UVB), C (UVC), los rayos infrarojos y la luz visible.

Las radiaciones UVA y UVB  son las principales responsables de los daños causados sobre la piel.

 

Rayos UVA

La longitud de esta onda se encuentra entre los 320 y 400 nm y la mayoría de estos rayos llega a la superficie terrestre.

Penetran la dermis en un 50% y causan daño a largo plazo,  pueden provocar enrojecimiento, manchas, falta de elasticidad, resequedad, arrugas prematuras y envejecimiento cutáneo.

Estos rayos mantienen la misma intensidad a lo largo del año, incluso en los días nublados, durante todas las horas del día.

No provocan quemaduras, pero aún estando bronceada  la piel, sigue absorbiendo estos rayos que degradan el colágeno y la elastina y provocan alteraciones en la melanina (manchas). Este tipo de rayos,  no se filtra en los cristales.

Resultan ser los más peligrosos ya que al no dañar la piel de manera inmediata, muchas personas no se protegen de ellos y éstos tienen un importante papel en la promoción de Cáncer.

 

Los Rayos UVB

La longitud de onda es entre 280 y 320 nm, son absorbidos en gran parte por la capa de ozono y las nubes, sin embargo llegan a la superficie terrestre.

Estos dañan la epidermis y sus efectos son acumulativos,  causan un eritema (enrojecimiento), quemaduras, queratosis actínicas,  cancer de piel (espinocelular o basocelular),  solamente un 10% atraviesa la epidermis y llega a la dermis teniendo un  importante papel en la iniciación de cáncer.

Éstos pueden atravesar las ventanas y ropa liviana por lo que es importante estar protegido incluso dentro del hogar.

 

Los Rayos UVC

La longitud de onda oscila entre los 200 y 280 nm, estos rayos son absorbidos por la capa de ozono antes de llegar a la tierra, porque la atmósfera las retiene. Por lo tanto no son peligrosos para el hombre.

Dependiendo el fototipo de piel de cada persona,   tendra una  reacción diferente ante la exposición solar. En el siguiente cuadro se ejemplifican los fototipos  según la escala de Fitzpatrick.

 

Fototipos Quemaduras Bronceado Color Piel Grupos de individuos, etnias
I Siempre No Muy blanca Pecosos, pelirrojos, celtas
II Muy fácilmente Mínimo Blanca Nórdico europeo y centroeuropeo
III Fácilmente Gradual Lig. morena Cabello rubio/moreno
IV Ocasionalmente Morena Latinos
V Raramente Intenso y rápido Muy morena Arabes, asiáticos, indios
VI Nunca Máximo Negra Negros

 

Los cambios en apariencia y funciones en la piel,  se deben en un 90% a la radiacion ultravioleta repetida más que por el paso del tiempo.

Por estas razones expuestas anteriormente es muy importante la protección cutánea TODOS los días y mayormente durante los días soleados.  Para este fin exiasten varias alternativas de proteción,  dentro de las cuales mencionaremos la protección intrinseca, la protección sistémica y la protección exogena.

 

Protección Intrinseca: Es la adaptación y defensa natural de la piel ante las condiciones que le toca afrontar,  por ejemplo el engrosamiento cutáneo, aumento en la producción de melanina (bronceado o manchas) y reacciones inmunológicas propias de cada individuo.

 

Protección Sistémica: En la  protección sistémica oral podemos decir que no está sujeta a la aplicación adecuada, al efecto del sudor, agua o re aplicación. Los agentes de de uso más comun son:

  • β –carotenos
  • Polipodium leucotomos.
  • Combinaciones de diversos antioxidantes como la combinación de vitaminas C y E
  • Polifenoles del té verde
  • Ácido grasos poliinsaturados v -3.

 

Protección exógena: Esta se refiere a diferentes formas o estrategias utilizadas para evitar el daño solar.

1. Evitar exponerse al sol de forma directa  (estar en la sombra o no salir de casa). Al no  tener exposicion solar directa (sombra) se  reduce  la RUV, sin embargo se esta expuesto a la radiación indirecta  emitida por las superficies reflejantes como  arena, agua o nieve.

2. Uso de  sombreros, gorras, anteojos  y ropa adecuada: El uso de ropas protectoras disminuye la formacion de nuevos nevos melanocíticos (lunares). La ropa oscura aumenta de 3-5 veces la protección por parte del tejido,  depende tambièn del tipo de tejido, el diseño, como queda ajustada la prenda y las indicaciones del fabricante. El uso de sombrero o gorra va a depender del ancho del ala del mismo,  un ala de 2.5 cm proporciona una proteción fisica parcial,  mientra que un ala de 7.5 cm va a proporcionar una mejor protección, no solo la cara sino tambien los pabellones auriculares y el cuello. Los anteojos oscuros adecuados pueden proteger en un 99% la UVA y UVB,  protegiendo los ojos y las áreas perioculares.

3. Aplicación de sustancias para fotoprotección: En esta parte hablaremos de los protectores químicos y físicos.

 

Protectores químicos o Filtros:
FILTROS UVB

  • PABA y derivados:Uno de los primeros en comercializarse. Es hidrosoluble.  Los derivados éster del PABA en especial el octildimetil PABA o Padimato O, son compatibles con diversas sustancias y vehículos y registran menor incidencia de reacciones adversas.
  • Cinamatos:Los segundos absorbentes UVB más potentes. El octinoxato es el usado con mayor frecuencia. El cinoxato se utiliza con menos frecuencia.
  • Salicilatos:Absorbentes UVB más débiles. Se utilizan para incrementar la potencia de otros absorbentes UVB. Se usan con frecuencia el octisalato, seguido por el homosalato. Presentan gran perfil de seguridad y pueden solubilizar otros ingredientes.
  • Octocrileno:Relacionado químicamente con los cinamatos. Mejorando la foto protección y  resistencia al agua en una determinada formulación. Es muy fotoestable pudiendo mejorar esta propiedad en otros productos.
  • Ensilizol:Absorbente UVB hidrosoluble, utilizable en la fase acuosa de los sistemas de emulsión permitiendo una formulación menos grasa, mas estética. También se puede usar en gel transparente.

FILTROS UVA

  • Benzofenonas:La oxibenzona se usa con mayor frecuencia. Absorbe con mayor eficacia los UVB pero su espectro se extiende a los UVA-II. Se utiliza como absorbente UVA.
  • Antranilatos:Son absorbentes UVB débiles y principalmente absorbentes UVA-II, pero menos eficaces que las benzofenonas.
  • Avobenzona: Nombre comercial Parsol 1789. Aprobada por la FDA para su uso como protector solar OTC. Absorbe intensamente el espectro UVA-I. Los cuadros alérgicos son infrecuentes.
  • Dialcanfor de tetraftalidina ácido sulfónico:Su nombre comercial es Mexoryl SX. Absorbente UVA amplio de eficacia similar a la avobenzon.

 

Protectores Físicos o Pantallas (Agentes Particulados):

Incluyen compuestos químicos inorgánicos como el óxido de zinc y el dióxido de titanio, elegidos por su alto índice de refracción. Como son partículas su tamaño impide que atraviesen la epidermis. El tamaño y la uniformidad de las partículas son la clave de su eficacia fotoprotectora, siendo fotoestables y seguros. En concentraciones mayores pueden sufrir aglomeración presentando un aspecto blanquecino.

  • Oxido de zinc:Es un óxido metálico con historia de uso tópico como protector de la piel. Aprobado por la FDA con categoría I, es seguro para la aplicación en piel inflamada y con afectación de la barrera cutánea, por lo que se le utiliza en eritema por pañal. De todos los ingredientes disponibles sólo el óxido de zinc protege de UVB, de UVA-II y parcialmente de UVA-I.
  • Dióxido de titanio:Es un óxido metálico, químicamente casi inerte. Se ha demostrado una ligera fotosensibilidad de los cristales de superficie lo que da lugar a la formación de radicales libres. Esto se puede eliminar mediante técnicas de recubrimiento de los cristales con sílice o dimeticona. Debido a su mayor índice refractivo tiende a ser blanco y de difícil incorporación en productos invisibles. Protege frente a UVB y UVA-II.

 

RECOMENDACIONES PARA LA ELECCIÓN DE UN FOTOPROTECTOR

Un buen foto protector debe cumplir tres condiciones:

  • SEGURIDAD: Debe ser no tóxico, no comedogénico, no alergizante, foto estable, termoestable y con un pH adecuado.
  • EFICACIA: Con un coeficiente de absorción activo que prevenga el daño por el sol.
  • VERSATILIDAD: Debe ser cosméticamente aceptable, que no manche y pueda formularse en diferentes tipos de excipientes

Cuando se elige un foto protector se debe tener en cuenta el fototipo y elegir uno de amplio espectro, es decir que proteja contra UVA y UVB.

 

RECOMENDACIONES DE ETIQUETADO DE PROTECTORES SOLARES
CATEGORÍA QUE INDICA EN LA ETIQUETA FPS
Protección Baja 6, 10
Protección moderada 15, 20, 25
Protección alta 30, 50
Protección muy alta 50 +

RECOMENDACIONES ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA EXPOSICIÓN SOLAR

Al indicar un fotoprotector hay que explicar en forma sencilla y clara como se utiliza y aplica correctamente. En el campo de educación a la población hay mucho por hacer:

Antes de la exposición solar

  • Limpiar e hidratar la piel.
  • Aplicar el producto con la piel bien seca.
  • Aplicarse la crema al menos media hora antes de exponerse al sol.
  • Utilizar una crema solar que proteja tanto de los rayos UVA como de los UVB. Cualquiera que sea el tipo de piel, es recomendable utilizar como mínimo un índice de protección 15. No comprar protectores  que han estado expuestos en la calle bajo el sol y guardarlos en la sombra.

Durante la exposición solar

  • Evitar tomar el sol entre las 10 y 16 horas.
  • Aumentar el FPS si se expone durante las 10 y 16 horas.
  • Recordar que el agua, la nieve, la arena o el cemento liso reflejan los rayos solares aumentando sus efectos sobre la piel.
  • Buscar sombra.
  • Aunque estemos bronceados debemos seguir protegiéndonos.
  • Mayor precaución en zonas sensibles: cara, cuello, orejas, escote, calva y empeines.
  • Usar anteojos de sol.
  • Usar productos especiales para labios y cabello.
  • Usarlos también en días nublados.
  • Reaplicar el producto cada 2 o 3 horas, después del baño o de una excesiva sudoración.
  • Ingerir líquidos para compensar la deshidratación.
  • No exponer los envases al sol u otras fuentes de calor.

Después de la exposición solar

  • Hidratar la piel.
  • Cuidar cara, manos y ojos con productos específicos.
  • En vacaciones de verano, exponer su cuerpo al sol gradualmente; así la piel podrá habituarse mejor a los rayos ultravioleta.

FOTOPROTECCIÓN INFANTIL
La mayor parte de radiación solar acumulada a lo largo de la vida se recibe antes de los 20 años de edad. Los pediatras juegan un papel fundamental en el cuidado de la piel desde la primera etapa de vida. No se aconseja aplicar fotoprotectores tópicos antes de los 6 meses de edad por riesgo de toxicidad. Los protectores solares no sólo deben usarse en la playa, los niños deben usarlos de manera regular cuando juegan en exteriores.
En relación a los niños hay que tomar precauciones especiales:

  • No exponer al sol a los niños menores de 3 años.
  • Utilizar productos de muy alta protección, que no contengan alcohol y a prueba de agua.
  • Reaplicar periódicamente de forma generosa.
  • Protegerlos con ropa, gorras y gafas, también en la sombra.
  • Darles de beber mucha agua

El sol es beneficioso para la salud y a la vez perjudicial en exceso,  pero si hacemos uso correcto de los conocimientos de fotoprotección podemos disfrutar de sus beneficios con poco o ningun riesgo.

Hacer las rutinas de fotoproteción diariamente  y no solo en los dias de verano nos ayudara a estar saludables y mantenernos jóvenes por más tiempo.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

  1. Gilaberte  Y, Coscojuela C, Santamaría  C, Gonzales S. y S. Fotoprotección.  Actas dermosifiliogr.  2003;94:271-93-vol.94 Num. 5
  2. . Camacho F. Antiguos y nuevos conceptos de la fotoprotección. Sumario 2001; 4:441-448.
  3. Trautinger F. Mechanisms of photodamage of the skin and its functional consequences for skin ageing. Blackwell Science Ltd 2001.ClinExpDermatol; 26: 573-577.
  4. Pathak MA, Fitzpatrick TB, Nghiem P, Agasshi DS. Sun-protective agents: Formulation, Effects and Side effects. En Fitzpatrick’s Dermatology in General Medicine, Fifth edition, New York: Mc Graw-Hill, 1999; 2742-2763.
  5. DURO MOTA, M. T. CAMPILLOS PÁEZ1, S. CAUSÍN SERRANO2 Médico de familia. Centro de Salud San Fermín, Centro de Salud Alcalá de Guadaira. Hablemos de radiación solar, el sol y los filtros solares. Madrid, España. Vol. 13 – Núm. 3– Marzo 2003 MEDIFAM 2003.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *